DIASTASIS

LA DIÁSTASIS

¿Qué es la diástasis?

La diástasis abdominal es la separación de los músculos rectos del abdomen como consecuencia de un daño en el tejido conectivo que, en condiciones normales, los mantendría unidos entre sí y a la línea media del cuerpo, la denominada línea alba.

Se trata de un problema muy habitual, que puede padecerse independientemente de la edad, sexo, si realizas deporte o si eres sedentario.

Alrededor del 65% de las mujeres padece diástasis a partir del tercer mes de embarazo, pero como he comentado anteriormente, cada vez más se aprecian casos en hombres.

Causas y efectos

Normalmente se caracteriza por la presencia de un bulto cuando realizas un esfuerzo (la pared abdominal no es capaz de contener las vísceras, por lo que éstas protruyen hacia el exterior creando un abultamiento)

Si bien puede contemplarse como una cuestión estética, lo más importante es resolver el problema funcional, puesto que existe una importante relación entre la diástasis y las disfunciones del suelo pélvico, tales como la incontinencia urinaria, los prolapsos y el dolor pélvico.

A su vez también se relaciona con una mala estabilización del centro corporal, del core, lo que repercute directamente en el mantenimiento de la postura, dolores de espalda; problemas digestivos y posibilidad de herniación de las vísceras abdominales.

Los principales factores que desencadenan la diástasis son el aumento de peso, el embarazo, el trabajo abdominal sin control y situaciones que aumenten la presión de la zona, como transportar objetos pesados con técnica deficiente  o realizar apneas forzadas.

Evaluación

Si crees que puede ser tu caso, sigue los siguientes pasos y valórate:

Túmbate boca arriba sobre una superficie estable (suelo, esterilla), con las rodillas flexionadas y las plantas de los pies apoyadas. Coloca un brazo detrás de la cabeza y las yemas de los dedos de tu mano libre en el abdomen, encima de tu ombligo.

Realiza un abdominal tradicional, es decir: eleva tu cabeza y tus hombros hacia las rodillas. Palpa con las yemas de los dedos los lados de los rectos abdominales,  Si entre estos dos músculos existe una separación de más de dos dedos, podemos decir que existe una diástasis de rectos.

Tratamiento

En primer lugar, lo ideal es es ponerte en manos de un profesional, que te evalúe y diseñe un plan de rehabilitación especialmente adaptado a tus necesidades.

Además, puedes poner en práctica estas recomendaciones que te ayudarán a revertir o, por lo menos, no aumentar la separación de tus rectos abdominales:

Stop a los abdominales tradicionales
Tonifica el músculo transverso del abdomen
Evita situaciones de presión, tales como mover objetos pesados o realizar apneas forzadas
Idealmente trabaja en la “prevención

Para más información sobre programas de prevención y rehabilitación de la diástasis, contáctanos a nico@bodyblue.eu

Tags:
,
No Comments

Post A Comment